OPORTUNIDAD DE VOLUNTARIADO CON SEMILLAS EN EL DISTRITO DE SAN IGNACIO,  REGION CAJAMARCA  – POSTULA HASTA EL 16 DE NOVIEMBRE 2021

Buscamos 2 personas para integrarse a nuestro equipo y desarrollar el expediente tecnico de la escuela primaria y secundaria “La Jalquilla” en el distrito de San Ignacio,  donde ya venimos trabando en los ultimos años para el desarrollo y la construcción del proyecto de la Escuela primaria y secundaria “El Huabo”.

PLAZO PARA POSTULAR

16 de Noviembre

QUIEN SOMOS

Semillas es una asociación sin fines de lucro con base de operaciones en Lima, Pangoa (región Junín) y San Ignacio (región Cajamarca), con 10 años de experiencia en proyectos de investigación, educación y arquitectura. Semillas trabaja con entidades públicas y privadas en el diseño de espacios educativos, residenciales, expositivos, centros comunitarios, espacios de interés público, cultural y patrimonial. El trabajo en cooperación es, para Semillas, el único medio para forjar el desarrollo y generar bases de igualdad de derecho y de oportunidades. Tras de la obra construida hay largos procesos de participación comunitaria en los que se promueve y valora el intercambio de saberes, refuerzan capacidades de gestión y cooperación.  Para saber más sobre nosotros mira nuestra página web y nuestro curriculum y portafolio.

PUESTO para voluntario/a  en la sede de San Ignacio (Cajamarca)

  • REQUISITO: Bachillerado o estudiante últimos ciclos en arquitectura, arquitectura de interiores o ingeniería civil, conocimiento básico de Ingles
  • TIEMPO: 5 meses tiempo completo
  • LUGAR DE PERMANENCIA: San Ignacio
  • CONVENIO DE VOLUNTARIADO

Para hacer parte del equipo Descarga aquí la ficha y postula.

TESTIMONIO DE UNA DE NUESTRAS VOLUNTARIAS

«Hacer una experiencia de voluntariado con Semillas significa crecer personalmente y profesionalmente.  La realidad que vives en las comunidades de la selva es intensa, gratificante, enriquecedora. El trabajo participativo con las comunidades te permite descubrir nuevas formas de vivir, de pensar, actuar y por tanto desarrollar un gran sentido de confianza y compartir. La adaptación, el lenguaje, la metodología de trabajo, el enfoque ha sido para mí completamente nuevo respecto a otras experiencias de voluntariado y/o trabajo que he tenido. En Semillas todo se asimila rápidamente y pasa a formar parte de una cotidianidad única. Yo no quería perderme ninguna reunión porque un momento de trabajo perdido significaba perder una oportunidad de aprender cosas nuevas. La fuerza de Semillas es el trabajo en cooperación por ello tuvimos mucho trabajo en logística y coordinación. Es el enfoque del trabajo que marca la diferencia, los desafíos y las dificultades hacen que el voluntariado con Semillas sea un entrenamiento diferente a todos los demás. Iniciar un período de voluntariado con Semillas significa salir de tu zona de confort para crear una experiencia inolvidable, conocer y nunca dejar de aprender”.

Elena (Voluntaria de servicio civil Italiano 2019)