El desarrollo comunitario debe ser un proceso interno e inherente a la comunidad, siendo sus habitantes los máximos protagonistas del mismo. Nadie conoce los problemas comunitarios mejor que los mismos comuneros; asimismo no puede haber un desarrollo real y sostenible sin la voluntad y el trabajo de la comunidad.

En este sentido surge la metodología del Diagnóstico Rural Participativo, en adelante DRP. Un DRP es un conjunto de técnicas y herramientas que permite que las comunidades hagan su propio diagnóstico y de ahí comiencen a auto-gestionar su planificación y desarrollo.

El DRP va más allá de los mecanismos de diagnóstico superficiales, externos o inexistentes de los proyectos de desarrollo. El DRP ubica la comunidad en el centro del proceso, haciéndola partícipe desde la identificación inicial hasta la elaboración de un Plan de Acción Comunitario. Este Plan de Acción Comunitario pretende establecer los cimientos de un desarrollo integral comunitario implicando, en primer lugar, a la comunidad; y, en segundo término, a las entidades nacionales e internacionales externas.

El DRP es, por tanto, un proceso comunitario donde quién tiene la voz son todos y cada uno de los comuneros. Nuestra tarea como facilitadores es proporcionar un espacio, un entorno y unas herramientas adecuadas que inviten a reflexionar sobre los problemas comunitarios e ir más allá del papel de víctimas, motivando a la comunidad a ser los propulsores y protagonistas de su desarrollo.

CS_DRP-00

Objetivos

Los objetivos de este proceso de diagnóstico son los siguientes:

  • Generar contacto y establecer vínculos con la comunidad con la cual se va a trabajar;
  • Ser conscientes de las fortalezas y debilidades de la comunidad;
  • Conocer los problemas comunitarios, causas y consecuencias desde el punto de vista de los propios comuneros.

DRP en Centro Sanibeni: Introducción | Fase I | Fase II | Conclusiones

DRP en Los Ángeles de Eden: Introducción | Actividad con los comuneros | Actividad con los alumnos